Hoy en día, las religiones llamadas cristianas, se dividen en dos grupos, cuando el asunto es justificación por la fe.

De un lado los “de la ley “, o, de las obras, y del otro lado los “de la gracia”, o, de la fe.

Católicos y los que se denominan protestantes (Adventistas, luteranos y bautistas en la gran mayoría) están “Unidos” en una visión centrada en la ley, donde la ley y las obras son necesarias para la salvación. Pentecostales y evangélicos están unidos en la gracia, o fe, donde estas son todo lo que se necesita en el plan de la redención. Leer más...

consideraremos

Publicado por:
E. J. Waggoner

Extracto del libro: “Cristo y su Justicia” (1890)

INTRODUCCIÓN

En el primer versículo del tercer capítulo de Hebreos leemos una exhortación que comprende todo mandato dado al cristiano. Es ésta: “Por lo tanto, hermanos santos, participantes del llamado celestial, considerad al Apóstol y Sumo Sacerdote de la fe que profesamos, a Jesús.” Hacer esto tal como indica la Biblia, considerar a Cristo continua e inteligentemente tal como él es, lo transformará a uno en un Cristiano perfecto, puesto que “contemplando somos transformados”. Leer más...

El relato inspirado nos asegura que en casi todas las epístolas de Pablo hay “algunas [cosas] difíciles de entender” (2 Ped. 3:16). Tal es quizá el caso con la epístola a los Romanos, en mayor medida que con cualquier otra. Pero su comprensión no es algo imposible, excepto para “los indoctos e inconstantes”.

Observa que son solamente los que tuercen “también las otras Escrituras” para su propia perdición, los que malinterpretan la enseñanza de Pablo. Los que tienen el deseo de comprender, y que leen las sencillas promesas de la Biblia con provecho, no se encontrarán entre ellos. Leer más...