dietabiblica
Publicado por: Leandro Pena

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.” (3º Juan 2)

“Si conservamos con cuidado la fuerza vital, y mantenemos en buen orden el delicado mecanismo del cuerpo, el resultado será la salud[1]” “Sin salud, nadie puede comprender en forma clara ni cumplir completamente sus obligaciones hacia sí mismo, sus semejantes, o su Creador. Ha de cuidarse, por lo tanto, tan fielmente la salud como el carácter. El conocimiento de la fisiología y la higiene debe ser la base de todo esfuerzo educativo”[2] (Elena G. de White) Leer más...

TP - Daniel 1

Publicado por Leandro Pena

Introducción

Sin lugar a dudas, el momento histórico por el que estamos pasando a nivel global es único. Conflictos políticos, crisis económica, debacle financiera, desorden en todos los estamentos sociales, avance desmedido de una ciencia y tecnología que desconoce de las formas de ética y moral a las que el mundo estaba habituado, sumado a una extensa y compleja situación tanto en la salubridad como educación de la población, son moneda corriente. El crecimiento exponencial de estas y otras variables registradas en la realidad, no solo no dejan de sorprendernos sino que adormecen nuestra perceptibilidad de las cosas que suceden a diario. Seguramente la situación en la que estés viviendo no se refleje de la misma manera, pero en mayor o menor medida se percibe un grado de inestabilidad, de inseguridad, sobre todo al futuro. Sí, el futuro es un terreno al que todos desean alcanzar con pronósticos y especulaciones. Un espacio temporal oculto, cubierto por un velo. Hoy por hoy, cualquier información de lo que pueda acontecer mañana mueve millones. Mercados, acciones en la bolsa, alianzas y negocios giran en torno a ese vital conocimiento: el futuro. Leer más...