loughborough

Según Elea White,

Mensajes Selectos, Tomo 2, p.258 – “Estoy agradecida porque el pastor [J. N.] Loughborough todavía puede utilizar sus habilidades y sus dones en la obra de Dios. Ha permanecido fiel en medio de las tormentas y de las luchas. El puede decir, juntamente con el pastor Smith, con mi esposo, con el Hno. Butler, quien se unió con nosotros en un período posterior, y con Ud. mismo [S. N. Haskell]: “Lo que era desde el principio, … lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo”. 1 Juan 1:1-3.” { 2MS 258.2; 2SM.225.4 }

Leer más...

jaime

Testimonio de Elena de White sobre su Esposo, Jaime White

“Dios debe recibir la gloria por la integridad inquebrantable, y el noble valor que mi esposo había tenido, para vindicar lo recto y condenar lo erróneo. Tal firmeza y decisión eran necesarias en el comienzo de la obra, y se han necesitado todo el tiempo, mientras ésta progresaba paso a paso. El ha actuado en defensa de la verdad, sin ceder en un solo principio para agradar al mejor amigo. Había tenido un temperamento ardiente, había sido valiente y atrevido para hablar. Esto a menudo lo había puesto en dificultades que frecuentemente podría haber evitado… Después que Dios nos hubo probado en el horno de aflicción, él levantó a mi esposo y le dio mayor claridad de mente y poder de intelecto, para planear y ejecutar que los que había tenido antes de su aflicción.

Leer más...

bates

Quién fue Joseph Bates

Quién fue Joseph Bates, según Elena de White:

“Mi esposo, junto con los pastores José Bates, Esteban Pierce, Hiram Edson, y otros que eran inteligentes, nobles y veraces, estaba entre aquellos que, después que pasó el tiempo en 1844, escudriñaron en procura de la verdad como un tesoro escondido. { TM 24.3; TM.24.2 }

Joseph Bates y la doctrina de la Trinidad

“Mis padres eran desde hace tiempo miembros de la Iglesia Congregacional, junto con todos sus hijos convertidos hasta el momento, y ansiosamente esperaban que nos uniéramos a ellos. Pero abrazaron algunos puntos de fe que yo no podía entender. Sólo nombraré dos: la forma de bautismo y la doctrina de la Trinidad. Mi padre, quien había sido diácono desde hace mucho tiempo, trató de convencerme que ellos tenían razón en los puntos de doctrina.… Con respecto a la Trinidadconcluí que era una imposibilidad para mí creer que el Señor Jesucristo, el Hijo del Padre, era además el Dios Todopoderoso, el Padre, uno y el mismo ser. Le dije a mi padre, “Si me puedes convencer que en este sentido somos uno, de que tú eres mi padre, y yo tu hijo y que también yo soy tú padre y tú mi hijo, entonces puedo creer en la trinidad.” (Josep Bates, 1868, La Autobiografía del Anciano José Bates, p. 204) 

Leer más...

¿Alguna vez te preguntaste que creía la Iglesia Adventista en un comienzo? ¿Cómo fue que todo comenzó? Comparto con ustedes queridos amigos y hermanos, documentos oficiales de las creencias adventistas mientras vivían sus fundadores, y un documento comparativo entre las creencias originales y las actuales.

carta66Estimados, compartimos con ustedes una primer edición de la Carta 66 traducida integra al español. Queremos agradecer junto a mi esposa por este medio la colaboración del hno. Daniel Bernhardt, quién sin él no hubiésemos podido finalizarlo. Seguramente existirán mejores formas de hacerlo, pero no es el propósito hacerlo de forma perfecta en esta primera tirada, más bien invitarlos a ver la riqueza de un texto oculto hasta el año 2015, cuando vió la luz luego de la apertura de los escritos no publicados de EGW. Los mismos pueden ser consultados en la biblioteca virtual de Ellen White, mejor conocida como http://egwwritings.org.

Leer más...

adoracion

¿Cuál es el lamento de Dios a través del profeta?

ISAIAS 1:3 (NVI) “El buey conoce a su dueño y el asno el pesebre de su amo; ¡pero Israel no conoce, mi pueblo no entiende!”

“La forma en que Israel se portó con Dios demandaba esas palabras. Una prueba de la perversidad del pueblo era el hecho de que manifestara menos gratitud, . . . menos sumisión hacia Dios que las que los animales del campo manifiestan a sus dueños . . . El primer capítulo de Isaías es una descripción de un pueblo que aparentaba servir a Dios, pero que caminaba por sendas prohibidas” (Mensajes Selectos, Tomo 1, Pág. 29, 1911)

Leer más...

espiritu santo

Estimados lectores:

Abrimos el siguiente espacio para compartir tu pregunta sobre temas bíblicos. Podes compartir tu inquietud escribiendo al siguiente correo electrónico:

tiemposenalado@gmail.com

También podes acercarnos tu consulta al Facebook:

www.fb.me/tiemposenalado

ESPÍRITU SANTO: ¿INFLUENCIA O PERSONA?

“Pregunta: ¿Hemos de entender que el Espectro Santo [Holy Ghost] es una persona, lo mismo que el Padre y el Hijo? Algunos dicen que sí, otros dicen que no.

Respuesta: El término “Fantasma o Espectro Santo [Holy Ghost]” es una desagradable y repulsiva traducción. Se traduce del Griego HAGION PNEUMA en todos los casos. El Espíritu Santo es el Espíritu de Dios y el Espíritu de Cristo, siendo el Espíritu el mismo sea que se hable de Dios o de Cristo. Pero con relación a este Espíritu, la Biblia emplea expresiones que no pueden armonizarse con la idea que sea una persona, tal como el Padre y el Hijo. Más bien se demuestra que es una influencia divina que surge de ambos, el medio que representa su presencia y mediante el cual obtienen sabiduría y poder a través de todo el universo, cuando no se hallan personalmente presentes. Cristo es una persona, oficiando ahora como Sacerdote en el santuario celestial, y sin embargo Él dice que donde hay dos o tres reunidos en su nombre, allí esta Él en el medio (Mat. 18:20). ¿Cómo? No en forma personal, sino por medio de Su Espíritu. En uno de los discursos de Cristo [Juan 14-16], este Espíritu ha sido personificado como “el Consolador,” y como tal, se le aplica los pronombres personales, “él,” “a él,” y “de quien.” Pero generalmente de él se habla de una manera que demuestra que no puede ser una persona, como el Padre y el Hijo. Por ejemplo a menudo se dice que se “derrama” o se “desprende de.” Pero nunca leemos de Dios o de Cristo que sean vertidos o desprendidos. Si fuese persona, no sería nada extraño que aparezca en forma corporal; y sin embargo, cuando así ha aparecido, este hecho se ha señalado como peculiar. Así podemos leer:

Leer más...

consideraremos

Publicado por:
E. J. Waggoner

Extracto del libro: “Cristo y su Justicia” (1890)

INTRODUCCIÓN

En el primer versículo del tercer capítulo de Hebreos leemos una exhortación que comprende todo mandato dado al cristiano. Es ésta: “Por lo tanto, hermanos santos, participantes del llamado celestial, considerad al Apóstol y Sumo Sacerdote de la fe que profesamos, a Jesús.” Hacer esto tal como indica la Biblia, considerar a Cristo continua e inteligentemente tal como él es, lo transformará a uno en un Cristiano perfecto, puesto que “contemplando somos transformados”.

Leer más...

El relato inspirado nos asegura que en casi todas las epístolas de Pablo hay “algunas [cosas] difíciles de entender” (2 Ped. 3:16). Tal es quizá el caso con la epístola a los Romanos, en mayor medida que con cualquier otra. Pero su comprensión no es algo imposible, excepto para “los indoctos e inconstantes”.

Observa que son solamente los que tuercen “también las otras Escrituras” para su propia perdición, los que malinterpretan la enseñanza de Pablo. Los que tienen el deseo de comprender, y que leen las sencillas promesas de la Biblia con provecho, no se encontrarán entre ellos.

Leer más...

En esta edición expandida de “Los Fundamentos de Nuestra Fe” en español, podrás encontrar una información crítica concerniente a las creencias de nuestros pioneros adventistas sobre la Divinidad y una comprensión adecuada de la creencia de Ellen G. White sobre este asunto importante.

Te invitamos a buscar en oración el Espíritu Santo de Dios a medida que leas cuidadosamente las páginas del libro. En ellas tu podrás encontrar las raices del movimiento Adventista marcadas, el desarrollo de la explicación Cristológica Adventista, y un amplio cuadro dado por la preciosa armonía entre las enseñanzas de la Biblia, los escritos de Ellen White, y la fe de nuestros pioneros Adventistas.

Leer más...