En el artículo anterior, encontramos en la primer expresión de Jesús, una advertencia que debe ser tenida en cuenta por todo estudiante de la profecía, desde aquellos primeros discípulos hasta el tiempo final. “Mirad que nadie os engañe” resuena hasta el día de hoy.

¿Recuerdan a que estaba respondiendo Cristo cuando lo dijo? Si, a dos preguntas en una que les hicieron sus seguidores más cercanos: “…los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?”

Leer más...