Devoción Matutina de Adultos del 2013 cuya autora es Elena G. de White

“Estamos viviendo en un tiempo importante y portentoso. Casi estamos en el hogar”.

“Pronto las numerosas mansiones que nuestro Salvador ha ido a preparar surgirán ante nuestra vista…
Muy pronto, cuando Cristo venga, el premio que nos aguarda al final de la carrera cristiana será nuestro, para disfrutarlo por las edades sin fin”.

Durante gran parte de su ministerio, el contacto regular de Elena G. de White con los miembros de los adventistas del séptimo día lo realizó mediante artículos que escribía para las revistas de la iglesia.

Leer más...

El relato inspirado nos asegura que en casi todas las epístolas de Pablo hay “algunas [cosas] difíciles de entender” (2 Ped. 3:16). Tal es quizá el caso con la epístola a los Romanos, en mayor medida que con cualquier otra. Pero su comprensión no es algo imposible, excepto para “los indoctos e inconstantes”.

Observa que son solamente los que tuercen “también las otras Escrituras” para su propia perdición, los que malinterpretan la enseñanza de Pablo. Los que tienen el deseo de comprender, y que leen las sencillas promesas de la Biblia con provecho, no se encontrarán entre ellos.

Leer más...

“Los textos del Antiguo Testamento Bíblico nos ofrecen la posibilidad de contemplar la Agricultura que se efectuaba en Palestina durante el primer milenio antes de nuestra Era.” (Alvarez; 2013:p.1)

“En los textos se hallan frecuentes descripciones de las labores del campo, como no podía ser de otra manera al tratarse de textos escritos por hombres y para hombres que vivían, en una gran mayoría, en el campo y para el campo.” (Alvarez; 2013:p.22)

“Existe mucho lamento respecto de la improductividad del suelo, pero si los hombres leyeran el Antiguo Testamento verían que el Señor sabía mucho más que ellos con respecto al tratamiento adecuado del suelo. Después de ser cultivado por varios años, y dar su tesoro a la posesión del hombre, debiera dejarse descansar las porciones de tierra y luego rotarse los cultivos” (Ellen White, Fundamentals of Christian Education, p. 323)

Leer más...

“En su gran misericordia el Señor envió un preciosísimo mensaje a su pueblo por medio de los pastores Waggoner y Jones. Este mensaje tenía que presentar en forma más destacada ante el mundo al sublime Salvador, el sacrificio por los pecados del mundo entero. Presentaba la justificación por la fe en el Garante; invitaba a la gente a recibir la justicia de Cristo, que se manifiesta en la obediencia a todos los mandamientos de Dios. Muchos habían perdido de vista a Jesús.

Necesitaban dirigir sus ojos a su divina persona, a sus méritos, a su amor inalterable por la familia humana. Todo el poder es colocado en sus manos, y él puede dispensar ricos dones a los hombres, impartiendo el inapreciable don de su propia justicia al desvalido agente humano. Este es el mensaje que Dios ordenó que fuera dado al mundo. Es el mensaje del tercer ángel, que ha de ser proclamado en alta voz y acompañado por el abundante derramamiento de su Espíritu.” (Testimonios para los Ministros, p.91)

Leer más...

“En su gran misericordia el Señor envió un preciosísimo mensaje a su pueblo por medio de los pastores Waggoner y Jones. Este mensaje tenía que presentar en forma más destacada ante el mundo al sublime Salvador, el sacrificio por los pecados del mundo entero. Presentaba la justificación por la fe en el Garante; invitaba a la gente a recibir la justicia de Cristo, que se manifiesta en la obediencia a todos los mandamientos de Dios. Muchos habían perdido de vista a Jesús.

Necesitaban dirigir sus ojos a su divina persona, a sus méritos, a su amor inalterable por la familia humana. Todo el poder es colocado en sus manos, y él puede dispensar ricos dones a los hombres, impartiendo el inapreciable don de su propia justicia al desvalido agente humano. Este es el mensaje que Dios ordenó que fuera dado al mundo. Es el mensaje del tercer ángel, que ha de ser proclamado en alta voz y acompañado por el abundante derramamiento de su Espíritu.” (Testimonios para los Ministros, p.91)

Leer más...

“La vida en Cristo es una vida de reposo. Puede no haber éxtasis de la sensibilidad, pero debe haber una confianza continua y apacible. Vuestra esperanza no está en vosotros; está en Cristo. Vuestra debilidad está unida a su fuerza, vuestra ignorancia a su sabiduría, vuestra fragilidad a su eterno poder. Así que no debéis miraros a vosotros, ni depender de vosotros, mas mirad a Cristo. Pensad en su amor, en su belleza y en la perfección de su carácter. Cristo en su abnegación, Cristo en su humillación, Cristo en su pureza y santidad, Cristo en su incomparable amor: esto es lo que debe contemplar el alma. Amándole, imitándole, dependiendo enteramente de él, es como seréis transformados a su semejanza.” (El Camino a Cristo, pág. 52).

Leer más...

En esta edición expandida de “Los Fundamentos de Nuestra Fe” en español, podrás encontrar una información crítica concerniente a las creencias de nuestros pioneros adventistas sobre la Divinidad y una comprensión adecuada de la creencia de Ellen G. White sobre este asunto importante.

Te invitamos a buscar en oración el Espíritu Santo de Dios a medida que leas cuidadosamente las páginas del libro. En ellas tu podrás encontrar las raices del movimiento Adventista marcadas, el desarrollo de la explicación Cristológica Adventista, y un amplio cuadro dado por la preciosa armonía entre las enseñanzas de la Biblia, los escritos de Ellen White, y la fe de nuestros pioneros Adventistas.

Leer más...

Publicado por primera vez en 1950 en inglés, este libro ha sido ampliado y modificado en su versión castellana. ¿Cómo hacemos para vivir lejos de las ciudades? ¿Cómo lograr una transición adecuada después de vivir tantos años en la ciudad? No es fácil dejar un estilo de vida a cambio de otro. Esta guía ofrece varias claves para realizar este cambio con éxito. El testimonio de los autores es claro: “¡La vida rural realmente funciona!”

Leer más...

Cuando un ser espiritual deslumbrante se le apareció durante su meditación matutina, Will Baron pensó que era Jesucristo. Estaba equivocado.
En las Redes de la Nueva Era es diferente de cualquier libro que usted haya leído sobre el movimiento de la Nueva Era. Es el relato espeluznante de primera mano de la vida de Will Baron como un sacerdote de la Nueva Era. De horribles encuentros con un Jesús falso. Y de un complot maestro para infiltrar las iglesias cristianas con “otro Evangelio.” Más que un testimonio, En las Redes de la Nueva Era es una advertencia urgente a los cristianos de que la “Mente maestra” detrás de este movimiento está preparándose para desatar el mayor engaño que jamás haya enfrentado la humanidad.

Leer más...

La iglesia que triunfa es a quella que rompe el yugo de la educación mundana; y aquella que desarrolla y practica los principios de la educación cristiana. “Ahora, como nunca antes, necesitamos comprender la verdadera ciencia de la educación. Si fallamos en comprender esto, nunca te ndremos un lugar en el Reino de Dios”. 1MCP:53 “La ciencia de la verdadera educación es la verdad. El mensaje del tercer ángel es verdad”. 2JT:412 Se da por sentado que todos los Adventista del Séptimo Día creen que la educación cristiana y el mensaje del tercer ángel son la misma verdad. Los dos son tan inseparables como lo son las raíces de un árbol, su tronco y ramas. El objetivo de estos estudios es proporcionar un mejor entendimiento de la razón de la decadencia y la caída moral de lasa denominaciones protestantes al tiempo del clamor de medianoche en 1844, y para ayudarnos como Adventista del Séptimo Día a evitar sus errores al aproximarnos al fuerte pregón que pronto será dado al mundo

Descargar:

https://drive.google.com/file/d/0Bw95Vgo2R_8bVkZZaU9IZUVFV28/view?usp=sharing