Necesitamos Su Revelación – #LFDJ – Secc. 1 – Parte 1

necesitamosrevelacion

Publicado por: Leandro Pena

1. El conocimiento adecuado de Dios no se puede obtener a través del intelecto humano.

Job 11:7-9 “¿Descubrirás tú los secretos de Dios? ¿Llegarás tú a la perfección del Todopoderoso? (8) Es más alta que los cielos; ¿qué harás? Es más profunda que el Seol; ¿cómo la conocerás? (9) Su dimensión es más extensa que la tierra, Y más ancha que el mar.”

Job 23:8-9 “He aquí yo iré al oriente, y no lo hallaré; Y al occidente, y no lo percibiré; (9) Si muestra su poder al norte, yo no lo veré; Al sur se esconderá, y no lo veré.”

1º Corintios 2:7-12 “Más hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, (8) la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria. (9) Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. (10) Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. (11) Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. (12) Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido.”

Romanos 11:33 “¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!”

Eclesiastés 8:17 “Y he visto todas las obras de Dios, que el hombre no puede alcanzar la obra que debajo del sol se hace; por mucho que trabaje el hombre buscándola, no la hallará; aunque diga el sabio que la conoce, no por eso podrá alcanzarla.”

Job 36:23 “¿Quién le ha prescrito su camino? ¿Y quién le dirá: Has hecho mal?”

Job 37:23 “El es Todopoderoso, al cual no alcanzamos, grande en poder; y en juicio y en multitud de justicia no afligirá.”

Efesios 4:18 “teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón”

2.El hombre debe buscar, pero Dios da el conocimiento.

Proverbios 2:1-6 “Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti, (2) Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia, (3) Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; (4) Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros, (5) Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios. (6) Porque Jehová da la sabiduría

Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.

3.Tal conocimiento es impartido por la revelación de Dios.

Daniel 2:22 “El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz.”

Deuteronomio 29:29 “Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.”

Efesios 3:3-5 “que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente, (4) leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, (5) misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu:”

Romanos 1:17 “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.”

Mateo 11:25 “En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños.”

Juan 17:8 “porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste.”

Romanos 16:25-26 “Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos, (26) pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe”

4.Esta revelación se ha conservado para nosotros en la Biblia.

Apocalipsis 1:1-2 La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan, (2) que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.

Salmos 119:105 “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.”

Juan 5:39 “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;”

Una revelación absolutamente necesaria con el fin de conocer a Dios

Sólo podemos saber cuál es el propósito de Dios hacia nosotros por una revelación de lo que Él piensa. “Porque ¿quién conoció la mente del Señor?” (Romanos 11:34). En verdad, conocer a Dios es todo, por eso es tan necesaria una revelación sobre nuestro Creador. ” ¿Descubrirás tú los secretos de Dios?” (Job 11: 7). “Nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.” (Mateo 11:27). Sólo podemos saber si existe el perdón de Dios por su revelación (Salmo 130:4; Éxodo 34:7; Daniel 9:9; 1º Juan 1:9).

Sólo por revelación podremos conocer la manera en la que somos salvos (Romanos 1:17). De hecho, todas las cosas invisibles y eternas que conciernen a Él son materia de la más rica revelación (Romanos 1:20). Sin embargo, la revelación más pura y perfecta que Dios nos ha dado, fue por medio de su Hijo Jesucristo. ¿Cómo podremos saber del cielo o del infierno, del estado de los muertos, de la vida y la inmortalidad, o de cualquiera de las cosas que “deben suceder pronto”, sino por la revelación de su Hijo? (Apocalipsis 1:1)

Es que, si consultamos las opiniones alcanzadas por estudiosos en todas estas grandes preguntas, descubriremos al final que son fruto de su imaginación, tomando como base la revelación que Dios ha hecho en su Palabra para interpretarla a su manera. Por lo tanto, en vez de escuchar lo que el hombre pueda decir, o los peligros por lo que puede ser la opinión de cualquier hombre, vayamos directo a la palabra de Dios y recibamos el conocimiento de Quién es capaz de hacernos sabios para salvación. (2º Timoteo 3:16).




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.