Salud

Los beneficios de una Dieta Anti-cáncer, por la Dra. Jane Plant

jane_plant_3Jane Plant, científica y víctima del cáncer de mama, ideó una dieta revolucionaria (sin lácteos) y un estilo de vida que, ella y sus médicos creen- le salvaron del cáncer de mama, del que se recuperó tras 5 tumores diferentes.

La Profesora Jane Plant es una reconocida y respetada científica geoquímica. Cuando en 1987, a la edad de 42 años, descubrió que tenia cáncer, su mundo se vino abajo. Pero, a pesar de haber desarrollado cuatro tumores diferentes, Jane se negó a rendirse. Escribió un libro sobre la experimentación que hizo sobre su dieta y su enfermedad: “Your Life in your Hands” (Tu vida en tus manos). Ideó una dieta revolucionaria sin lácteos y un estilo de vida, que ella cree le ha salvado la vida, y que puede ayudar a otras mujeres a no caer presas de la enfermedad. En este libro ella detalla algunos datos de interés sobre el cáncer y la dieta vegetariana:

1. La célula cancerosa es anaeróbica, es decir, que no puede sobrevivir en presencia de altos niveles de oxígeno. Existe un tratamiento con oxígeno, pero particularmente, en casa, es importante respirar a fondo y bien en un ambiente exterior sin polución. También hacer ejercicio si se puede.

2. Los tejidos cancerosos son ácidos. Los tejidos sanos son alcalinos. De donde la ventaja de una dieta vegetariana.

3. Es importante tomar antioxidantes: MAK, Vitamina C y E, coenzima Q10, selenium, germinación orgánica.

4. Purificación de toxinas por hipertermia (sauna, elevación de la fiebre etc.). La célula cancerosa muere a temperaturas alrededor de los 40º y 41º.

5. Las enzimas disuelven la capa de proteína de la célula cancerosa haciéndola vulnerable al ataque de los glóbulos blancos. Las enzimas más importantes son la tripsina y la quimotripsina. Comer demasiadas proteínas y alimentos refinados como azúcar blanca, harina blanca, arroz blanco, etc. vacía el organismo de las enzimas pancreáticas, abriendo camino al cáncer. De donde el interés de los alimentos integrales.

6. Vitaminas para luchar contra el cáncer:

La vitamina B17 mata las células cancerosas sin dañar las células sanas. Se encuentra en: la semillas de albaricoque, manzana, cereza, nectarina, ciruela, melocotón, endrina; almendras amargas, grano de lino, cebada, garbanzo, lentejas, maíz. Sin embargo, sin el suficiente zinc en el organismo, la vitamina B17 no funciona. Los resultados son también mejores si se toma con nutrientes como la vitamina C, las otras vitaminas B, vitamina A, manganeso, magnesio y selenium. Los médicos que recetan la vitamina B17 en general, lo utilizan como parte de un programa total consistiendo en una dieta, vitaminas, minerales, enzimas y ácidos grasos esenciales. Los nombres alternativos de la vitamina B17 son amygdalin y laetril.

La vitamina F es la omega-3 ácido graso. Se encuentra en: granos de lino, semillas de sésamo, semillas de girasol, semillas de calabaza, germen de trigo, germen de maíz, nueces.

La vitamina C estimula la formación de los linfocitos (hasta 10 g diarios, pueden triplicarlos).

La vitaminas E (antioxidante), A + D (para el metabolismo del calcio).

7. Los minerales que ayudan incluyen el yodo para la función tiroidea, selenium (antioxidante) 12- coenzima Q10 (antioxidante, estimula el sistema inmunológico, fortalece el corazón, lo protege de los efectos tóxicos de la quimio, equilibra la tensión arterial, ayuda a prevenir los efectos secundarios de la quimioterapia. Una buena fuente de CoQ10 es el aceite de sésamo, de germen de trigo, de maíz; cereales integrales, semilla de soja, tofu, cacahuetes, semillas de sésamo…)

http://www.haztevegetariano.com/p/984/Lacteos_y_cancer_de_mama_una_relacion_estrecha

Categories
Salud
2 Comments on this post.
  • REmberto Parada
    3 noviembre 2013 at 4:38 pm
    Leave a Reply

    Los conceptos y publicaciones de este segmento son muy importantes y vale la pena ponerlos en práctica, ya que son de ayuda para nuestra salud integral. Además, vale la pena incluir, que uno de los elementos más importantes para mantener la buena salud es la FE Y CONFIANZA EN DIOS, pues la esperanza es parte de la solución de nuestra salud. La confianza en Dios hace que nuestra circulación sanguínea funcione mejor, nuestra digestión se regulariza y todo nuestro sistema inmunológico se activa. Salomón dice:"El corazón alegre es buena medicina, pero el corazón abatido seca los huesos." Porque es la médula osea la que rnera los glóbulos rojos y mantiene la sangre en buenas condiciones para luchar contra las enfermedades. Mantengamos nuestro cuerpo alcalino y lograremos contrarrestar la invasión del cáncer.

  • María Raquel Fontana
    25 agosto 2015 at 5:04 pm
    Leave a Reply

    Importante

  • Leave a Reply

    *

    *

    A %d blogueros les gusta esto: