Salud

Los alimentos cocinados producen leucocitocis digestiva – Dr. Kouchakof

La “leucocitosis” digestiva ( el aumento excesivo de glóbulos blancos en la sangre ) es la mayor prueba de que solo el alimento crudo es perfecto para el ser humano.

El Dr. Paul Kouchakof, médico ruso emigrado a Francia, publicó un estudio (La influencia del alimento cocinado en la sangre de los humanos, detallado en el libro Nuevas leyes de la alimentación humana, editado en 1937 en Lausanne (Suiza) por la Societé Vaudoise de Sciences Naturelles) sobre millares de personas a las cuales analizaba la sangre tras la ingestade distintos tipos de alimentos, y a diferentes intervalos. Los estudios fueron presentados en el 1º Congreso Internacional de Microbiología, celebrado en París en 1930. Kouchakoff demostró que el alimento crudo, en su forma natural, no cocinado no origina leucocitosis y que el alimento cocinado es la causa del excesivo aumento de glóbulos blancos en la sangre. Los corpúsculos blancos son la defensa del organismo “orgánica” de la sangre que previene la infección y la intoxicación de la misma. En cualquier estado patológico, incluyendo la intoxicación del sistema digestivo por medio de alimentos cocinados u otros materiales tóxicos, estas células blancas aumentan de 5 a 6.000 por milímetro cúbico a 7, 8 o 9.000 por milímetro cúbico. Kouchakoff no era vegetariano. Con todo, sus descubrimientos mostraron que, para evitar la leucocitosis, la carne fresca debería ser ingerida cruda, cosa que es desagradable para el ser humano. La carne preparada o procesada, cocinada, ahumada o salada, producía las reacciones más violentas equivalentes al grado de leucocitosis.

TODO ALIMENTO QUE NO SE DIGIERE A LA PERFECCIÓN SE CONVIERTE EN UN VENENO.

«Leucocitosis» es el nombre que la patología médica da al número excesivo de corpúsculos blancos en la sangre. Los médicos descubrieron este fenómeno en 1846 y en 1897, Rudolf Virchow lo clasificó «leucocitosis digestiva», como «normal», puesto que todo el mundo parecía sufrir de ella. Esto fue rechazado hace tres décadas por los descubrimientos de Paul Kouchakof. Pero lo más importante es que Kouchakof halló que una dieta de predominio en alimentos crudos compensaba los efectos adversos de pequeñas cantidades de alimentos cocinados, de tal manera que no producen la leucocitosis. La mayoría de las personas pueden tolerar una dieta a base de un 80 por cien de alimentos crudos naturales con un 20 por cien de alimentos cocinados, aunque con fines curativos, regenerativos y alcalinizante es necesario e ineludible adoptar una dieta totalmente crudívora el tiempo que sea necesario.
Es importante comprender que TODO AUMENTO DE LA TASA DE LEUCOCITOS EN LA SANGRE INDICA UN ESTADO DE DEFENSA CONTRA UN INVASOR, CONTRA UN VENENO O UN TOXICO. Todo ocurre de hecho porque el alimento cocinado es recibido en el acto como un cuerpo extraño, y por lo tanto provoca una respuesta inmediata de los anticuerpos leucocitarios. CON ALIMENTOS CRUDOS Y NATURALES NINGUNA VARIACION NOTABLE OCURRE, NI EN EL NUMERO NI EN LA REPARTICION DE LOS GLOBULOS BLANCOS . La conclusión del doctor Kouchakoff es que la modificación de la fórmula sanguínea ( cuantitativa y cualitativamente ) observada después de cada comida cocida debe ser considerada como un fenómeno patológico. Esto demuestra que el organismo entra en situación de defensa y de combate porque estas sustancias muertas no pueden ser normalmente asimiladas. El reconocimiento y el rechazo de los elementos extraños al organismo es muy rápido, como en el caso de todo veneno: basta con esperar tres o cinco minutos para constatar clínicamente la leucocitosis. No se trata por consiguiente de una formación de leucocitos, sino de una “movilización casi inmediata” de todos los que se encuentran repartidos en los tejidos a la espera de alguna eventual agresión. Esta activa y recurrente solicitación del sistema inmunológico, reaccionando ante alimentos cocidos (una ligera leucemia cotidiana), desvitaliza el cuerpo y disminuye la capacidad defensiva del organismo, haciéndolo más vulnerable a infecciones. Imaginar lo que supone para el organismo luchar esta batalla contra el alimento muerto varias veces al día en el interior de nuestro sistema como campo de batalla…
Kouchakof también notó que el fenómeno se atenuaba mezclando en la ingesta alimentos crudos y levemente cocidos, pero esta combinación no atenuaba el efecto al combinar alimentos crudos con aquellos cocinados a elevadas temperaturas. LO QUE SI ES IMPORTATE ES QUE SIEMPRE SE CONSUMA EL DOBLE DE ALIMENTO CRUDO QUE DE COCINADO EN CADA COMIDA, esto compensa la leucocitosis pero no obstante no excluye otras degradaciones del alimento, como las pérdidas enzimáticas y vitamínicas.
Pese a la importancia del trabajo y sus conclusiones, el estudio de Kouchakof pasó totalmente desapercibido en su momento y quedó en el total olvido. Incluso el investigador ruso no alcanzó a identificar y reconocer cual era la sustancia, obviamente sensible al calor y responsable de tal reacción orgánica: las enzimas.
Alimentacionparaunatiroidessaludable4
En síntesis: la alimentación diseñada por el creador para nuestros cuerpos es CRUDA y hacia ese camino debemos ir de manera URGENTE para así poder recuperar la salud perdida, la mente fresca para discernir su voluntad y la capacidad amorosa con la que fuimos creados. Yahweh nos dé entendimiento a cerca de éste tema.

“Que tu alimento sea tu medicina…”
Patry

Categories
Salud

Leave a Reply

*

*

A %d blogueros les gusta esto: