Salud

La verdad sobre el Cáncer – Como tratarlo y prevenirlo

Cada año 350000 americanos mueren de cáncer. Y uno de cada cuatro desarrollará un cáncer a lo largo de su vida. El número
images (2)
estimado de muertes por cáncer para el año 2013 en los Estados Unidos será de 580.350 personas. Según el National Institute of Cáncer, se la define como una enfermedad donde aparecen células anormales que se dividen sin control y pueden invadir otros tejidos. Estas células (que se conocen como cancerosas) pueden diseminarse a otras partes del cuerpo a través del sistema sanguíneo. Se clasifican en más de 200 tipos de cáncer para su tratamiento y conocer su comportamiento. Se habla de que el origen de esta enfermedad está dado por el crecimiento descontrolado de células cuyo ADN se encuentra dañado, formando masas tumorales que pueden ser de comportamiento se dice benigno o maligno (según si invaden otros órganos o tejidos, conocido como metástasis). En el caso de las leucemias (cáncer de las células sanguíneas, esto no ocurre, sino que las células invaden diversos tejidos directamente). (www.cancer.gov/espanol/cancer) Los tratamientos convencionales para esta enfermedad tienen como objetivo la destrucción de células de rápido crecimiento (tanto beningas como malignas). Los tratamientos más utilizados son:

  • La radioterapia: que es la aplicación de radiaciones.

  • La quimioterapia: la aplicación de drogas por vía endovenosa, oral o en fluidos del sistema nervioso.

  • La cirugía: extirpación de la masa tumoral visible.

Ahora bien, existe un problema real con respecto a estas definiciones y la visión oficial sobre esta enfermedad. Tengamos a en cuenta lo siguiente:

No es cierto que se esté ganando la guerra contra el cáncer.

No es cierto que la palabra cáncer defina las 200 enfermedades que tratar con una serie de fármacos muy caros y tóxicos. Ni es cierto que los tratamientos convencionales, cirugía, radioterapia, quimioterapia, sean no ya las únicas opciones terapéuticas posibles, sino ni siquiera las mejores. Ellos afirman “Tal vez haya llegado la hora de que los oncólogos básicos y clínicos consigan despertar y decidirse a plantear otras alternativas y… para dejar de vivir esclavizados y embobados por ese Gran Hermano de la oncología que constituyen las grandes multinacionales farmacéuticas, entidades de dudosa ética a las que sólo les importan sus intereses económicos y cuyas dinámicas y motivaciones – muchas veces pseudocientíficas- llevan a tratar por todos los medios de comercializar medicaciones cada día más tóxicas, menos efectivas y más caras.”

La propuesta de estos investigadores es buscar las relaciones existentes entre la acidez intracelular y extracelular en los tumores malignos, porque es la característica principal que los diferencia de los tejidos sanos. Asegurando que modificar el entorno ácido que baña al tumor, alcalinizándolo, debería ser el verdadero principio actual en todo tratamiento del cáncer. Especialmente porque la mayoría de los fármacos utilizados en la actualidad son además de muy tóxicos, poco eficaces en la curación del cáncer.

Existen en el mundo numerosas terapias, tratamientos y productos eficaces e inocuos, es decir, carentes de efectos indeseables negativos, que los oncólogos no usan, porque desconocen sus beneficios. A pesar de que la mayoría de estas terapias están documentadas.

¿Hasta cuándo va a ocultarse esta realidad que está llevando a la tumba a miles de personas cada año? No es lícito esperar ni un minuto más.

El cáncer como el escorbuto o la pelagra, es una enfermedad deficitaria. Agravada por la carencia de nutrientes en la dieta moderna actual.

El Cáncer puede ser tratado solo a través de una nutrición adecuada y desintoxicando al organismo. El Dr. Claude Lagarde,images (1) Licenciado en Farmacia (Universidad Montpellier – Francia) y Vicepresidente de la Asociación Francesa de medicina Ortomolecular, llego hace tiempo a la conclusión que las causas de las enfermedades pueden ser múltiples y se deben principalmente en una alimentación rica en azúcares, alimentos refinados y a la pérdida de minerales y vitaminas, debido a los modernos métodos de preparación y conservación de los alimentos, así como a la desnaturalización de las moléculas por la cocción de los mismos.

En definitiva la carencia de nutrientes de muchos de los alimentos que consumimos. “El organismo se debilita, afirma Lagarde, y no puede asegurar el funcionamiento de las células. Estas intentarán sobrevivir a pesar de las carencias y mantener sus funciones transformándose en una célula maligna (es decir, una célula con gran capacidad de multiplicarse, como lo hacen las células originarias del cuerpo humano cuando este se encuentra en proceso de formación)”. Es decir, como mecanismo de defensa, las células se reproducen para mantener sus funciones. Esto genera la formación de tumores (grandes masas celulares), que encapsulan células deterioradas por la carencia y el daño de las toxinas acumuladas.

A este estado de desnutrición crónica hay que sumarle la poca ingesta de agua, la acumulación en el organismo de toxinas y productos químicos, metales pesados y pesticidas. También contaminación electromagnética y por hidrocarburos. La contaminación, el estrés y una inadecuada nutrición son las principales causas de las enfermedades crónicas (entre ellas, el cáncer). Según asevera estos tres factores dan lugar a la carencia de vitaminas y minerales que provocan debilidad celular y pérdidas enzimáticas lo que genera una excesiva producción de radicales libres (sustancias de desecho) que atacan las membranas celulares liberando ácidos grasos, Estos generan un estado de inflamación corporal general que conlleva a muchas enfermedades, entre ellas el cáncer.

De ahí que se llega a la conclusión que ante cualquier enfermedad, en este caso, el cáncer, se debe realizar una desintoxicación del organismo, para lo cual se debe seguir una dieta rica en frutas y vegetales crudos (hipotóxica), estimular las principales vías de eliminación (riñón, piel, intestinos, pulmones, mediante hidroterapia, terapias con barro, etc.), logrando una buena actividad enzimática y neutralizando la actividad de los radicales libres. Evitar los alimentos que aci

images

difican el cuerpo (carnes, lácteos, alcohol tabaco, bebidas azucaradas, alimentos refinados y procesados, etc.) y aumentar el consumo de los alimentos alcalinos (legumbres, cereales integrales, frutas, verduras, frutos secos, etc.).

Agrega “hay que asegurarse de administrar los oligoelementos (vitaminas y minerales) para que las células puedan funcionar comoestán programadas. En segundo lugar se deben dar los nutrientes necesarios a dichas células para permitirles regenerarse, por ejemplo el omega 3 y 6 (ácidos grasos esenciales), que ayudan a formar las membranas celulares.”

Es importante reestructurar “el terreno” (nuestro organismo). La desintoxicación ayudará a la reestructuración. Seguir una dieta adecuada y aprender a preparar los alimentos. Los resultados obtenidos con enfermos de cáncer a lo largo de los últimos años por diferentes profesionales de la salud, parecen darles la razón.

www.discoverysalud.com / La Medicina Natural al alcance de todos, Manuel Lezaeta Acharán, Decimotercera Edición, Editorial Kier, 1983: 332-337 / Cuerpo Saludable, Nestor Palmetti, 4º Edición, Córdoba – Argentina, 2009: 103-110

Categories
Salud
6 Comments on this post.
  • Eyra Lezcano
    30 abril 2013 at 3:04 am
    Leave a Reply

    Muy buen artículo.

    • Irene
      15 mayo 2013 at 12:59 pm
      Leave a Reply

      El cáncer no es una enfermedad, sino que es el mismo individuo que lo padece el que está enfermo. Esto quiere decir que manifiesta en el órgano más afectado por su estilo de vida, la acumulación de toxinas (por esto se definen como cáncer de mama, de colón, etc.). Pero siempre se trata de un estado general de intoxicación corporal, por estos se debe instaurar un estilo de vida con alimentación de origen vegetal (crudo) y activar las vías de limpieza corporal (piel, intestinos, riñones, pulmones). Shalom Eyra!

  • Laura Ayala
    11 julio 2013 at 2:19 am
    Leave a Reply

    muy buen articulo

  • Francia Paz
    29 julio 2013 at 1:10 pm
    Leave a Reply

    todo es muy interesante saber q esto desde el principio esta dicho

  • Dennys Lovato
    4 agosto 2013 at 1:13 am
    Leave a Reply

    es importante destacar que las mejores medicinas para acabar con el cáncer es la buena alimentación con alimentos que posean nutrientes naturales que regeneran los organismos sin necesidad del consumo de fármacos que son los que desestabilizan el buen funcionamiento de estos ya que su contenido de químicos alteran los nutrientes naturales matando de manera lenta las células de manera irreversible.

  • Irene Pena
    21 agosto 2013 at 4:31 pm
    Leave a Reply

    Excelente aporte Dennys! bendiciones!

  • Leave a Reply

    *

    *

    A %d blogueros les gusta esto: