Salud

LA REFORMA: UNA ORDEN DE DIOS

El principal objetivo del hombre no es gratificar su apetito.  Existen necesidades físicas que deben suplirse; pero ¿es necesario que debido a esto el hombre sea dominado por el apetito? ¿Continuarán quitándole la vida a las criaturas de Dios, para saborear su carne como un manjar delicioso, esas mismas personas que tratan de ser santas, puras y refinadas para disfrutar de la compañía de los ángeles celestiales?  Según lo que el Señor me ha mostrado, este orden de cosas debe ser cambiado, y entonces el pueblo peculiar de Dios ejercerá temperancia en todas las cosas.
Es para el propio bien de la iglesia remanente por lo que el Señor le aconseja a ella que descarte el uso de la carne, el té y el café, así como otros alimentos perjudiciales.  Hay abundancia de otras cosas que podemos usar, para sostener nuestra vida, que son sanas y buenas.
Es para el propio bien de la iglesia remanente por lo que el Señor le aconseja a ella que descarte el uso de la carne, el té y el café, así como otros alimentos perjudiciales.  Hay abundancia de otras cosas que podemos usar, para sostener nuestra vida, que son sanas y buenas.
Deben verse mayores reformas entre nuestros hermanos que pretenden estar esperando la pronta venida de Cristo.  La reforma pro salud ha de hacer entre nuestros hermanos una obra que todavía no se ha hecho.  Hay personas que debieran estar despiertas ante el peligro de comer carne, pero que continúan consumiendo carne de animales, poniendo así en peligro la salud física, mental y espiritual.  Muchos que están hoy solamente medio convertidos con respecto al consumo de carne abandonarán el pueblo de Dios para no andar más con él.
Un régimen a base de carne tiende a desarrollar la animalidad.  El progreso de la animalidad disminuye la espiritualidad, y hace que la mente resulte incapaz de comprender la verdad.
La Palabra de Dios nos amonesta, claramente que a menos que  nos abstengamos de la concupiscencia de la carne, la naturaleza física será puesta en conflicto con la naturaleza espiritual.
Por el empleo de la carne se fortalece la naturaleza animal, y la naturaleza espiritual se debilita.
¿Cuándo, los que conocen la verdad, harán su decisión en favor de los principios rectos para este tiempo y para la eternidad? ¿Cuándo serán fieles a los principios de la reforma pro salud? ¿Cuándo aprenderán que es peligroso comer carne? Se me ha instruido para que diga que si alguna vez el consumo de carne fue seguro, no lo es ahora.
(CSRA 455-459 WHITE)

Categories
Salud

Leave a Reply

*

*

A %d blogueros les gusta esto: