Salud

La Hipnosis, ¿una ciencia del pasado?

La Depresión, La Psicología y sus engaños.


La Depresión

“Muchas de las enfermedades son el resultado de la depresión mental”
Se estima que hasta el 30 % de la población de los países desarrollados del Occidente sufre ansiedad y depresión. Tanto es así que la medicación que está de moda hoy en día son los antidepresivos que son utilizados no solo en este padecimiento sino en muchos otros, tratando en muchas ocasiones en vano de mitigar el problema.

¿Es normal sentirse deprimido?
Si bien la depresión es una emoción natural que muchos de nosotros hemos experimentado alguna vez en nuestras vidas, esta puede ser también el síntoma de muchas enfermedades psicológicas y médicas.
Cuando alguien se encuentra deprimido presenta un sentimiento de abatimiento y tristeza, acompañado de disminución de la actividad física.

Podemos tener varios tipos de depresión:

Reactiva
Son el resultado de intensas crisis propias de la vida como la muerte de un ser querido, la entrada en la adolescencia, la adultez o vejez, una mudanza, pérdida del trabajo, etc.
Suele ayudar a pasar el momento de crisis y luego permite la restauración.

Biológica
Son formas heredadas, pueden ir y venir sin causa que lo justifique, y pueden perdurar meses.

Psicóticas
La persona pierde el contacto con la realidad.

Melancolía
Se presenta luego de períodos de euforia, fatiga u estrés. Son períodos cortos y que ceden solos con frecuencia.

¿Qué lleva a los seres humanos a la depresión?
  • La Culpa es una causa de depresión:
“Si Ud. cree que es el mayor de los pecadores, lo que necesita es Cristo; el mayor de los salvadores. Levante la cabeza y contemple fuera de sí mismo, más allá de su pecado, al Salvador levantado; más allá de la venenosa mordedura de la serpiente, al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.” (Carta 98, 1893)
El sentimiento de culpa es la principal causa de enfermedad mental en la humanidad, lo que acabamos de leer es la solución a este sentimiento de culpabilidad: Cristo. El nos ayudara a ver nuestra incapacidad para remediar nuestro estado, “por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios”(Romanos 3:23), y “porque la paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23), pero nos da la solución a este estado: su justicia, morando en nosotros por la fe en El, podremos ser liberados de la culpa, y vivir una nueva vida.

Observemos la siguiente verdad:

“Nadie mejorará nunca mediante la acusación y la recriminación. Hablarle de su culpa al alma tentada no le inspirará la determinación de mejorar. Al equivocado y desanimado señálele a Aquel que es capaz de salvar hasta lo sumo a todos los que acuden a él. Muéstrele lo que puede llegar a ser. Dígale que en él no hay nada que lo pueda recomendar a Dios, pero que Cristo murió para que él pudiera ser aceptado por el Amado. Transmítale esperanza, mostrándole que en Cristo hay fuerza para obrar mejor. Ponga delante de él las posibilidades que el Cielo le da. Señálele las alturas que puede alcanzar. Ayúdele a aferrarse de la misericordia del Señor, a confiar en su poder perdonador. Jesús está esperando para to marlo de la mano, para darle poder a fin de vivir una vida noble y virtuosa.” (Ms T2, 1903)

La confesión del pecado y el arrepentimiento, los primeros pasos hacia la liberación de la culpa

“La confesión mezclada con lágrimas y dolor, que brota de lo más profundo del alma, encuentra el camino que conduce al Dios de infinita piedad. Dice el salmista: “Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu”.” 5T 636, 637 (1889).

  • La creencia de un infierno eterno también produce enfermedad mental:

“Los que enseñan la doctrina del infierno eterno harían bien en investigar más detenidamente cuál es la autoridad que refrenda una creencia tan cruel.” 1T 25, 26 (1855)

Aquellos que creen en ella:
Sus conciencias estaban heridas por la sensación de pecado, y su fe temblorosa no se atrevía a reclamar las promesas del perdón de Dios. Escuchaban las descripciones del infierno enseñado por la ortodoxia, hasta que les parecía que la misma sangre se les coagulaba en las venas, y grababa a fuego una impresión en las tablas de su memoria.” 1T 25, 26 (1855)

¿Como puede se puede ayudar a una persona deprimida?

Alimentación natural, vegetariana de alimentos preparados en forma sencilla y correctamente combinados. Esto disminuye el estrés físico. Hacer una dieta con sólo frutas y jugos de frutas por 2 o tres días puede hacer maravillas.

Descanso
No restringir los períodos de sueño, dormir las horas necesarias según la edad. Esto ayudará a reparar a nuestro organismo del estrés diario.

Ejercicio al aire libre
El ejercicio físico activo habitual eleva el estado de ánimo, aumenta la sensación de bienestar, mejora el sueño, alivia el estrés, promueve la salud y ayuda a reducir el estrés.
Una caminata rápida de una hora diaria ayudará a quienes están en estado depresivo.

Factores Psicológicos:
Tener una vida ordenada
La estructura ayuda a mejorar la eficiencia y estabilidad en la vida de aquellas personas que sufren o no depresión.

Ser productivos
Todos los seres humanos deben trabajar (Génesis1), al sentir la satisfacción de completar una tarea y haber sido útiles en algo es un gran antídoto frente a la depresión.

Metas
Anime a aquel que se encuentra deprimido a fijarse metas e ir cumpliéndolas de a una a la vez. Recuerde que tener un objetivo en la vida es sanidad para su mente.

Ejercite su fuerza de voluntad
Si ponemos nuestra fuerza de voluntad en manos de Cristo, El proveerá el poder que nos falta para salir de este estado depresivo, perdonar nuestras culpas y ayudarnos a transformar nuestra vida cada día en cada pequeña y gran decisión que debamos tomar. Así nos transformamos en “participantes de la naturaleza divina” (2 Pedro 1:4), cuando nuestra voluntad unida al poder de Cristo morando en nosotros a través de su espíritu, genere tanto el querer como el hacer.

¿Qué se puede decir sobre los medicamentos para la depresión?
Deben ser prescriptos en caso graves o extremos y por períodos cortos de tiempo, ya que su uso crónico puede generar dependencia y empeoramiento de la depresión.
Mediante el mejoramiento de la salud física y el cuidado de nuestra mente cooperamos con Dios para vencer la depresión.




La mejor terapia para la depresión es:

Ayudar al otro, pensar en el otro”

“Todos nosotros estamos entretejidos en la gran tela de la humanidad, y todo cuanto hagamos para beneficiar y ayudar a nuestros semejantes nos beneficiará también a nosotros mismos. La ley de la dependencia mutua afecta e incluye a todas las clases sociales.” PP 575 (1890).

Los seres humanos se necesitan mutuamente.-
“En el plan de Dios, los seres humanos han sido hechos necesarios unos a los otros. Si todos hicieran lo más posible para ayudar a aquellos que necesitan su ayuda y su amor y simpatía desinteresados, ¡qué obra bendita podría hacerse!” (NEV 184,1903).

Quien ayuda a los demás se ayuda a sí mismo.
“Muchos están en las tinieblas. Han perdido el rumbo. No saben qué camino tomar. Los que están perplejos busquen a otros que están en perplejidad, y háblenles palabras de esperanza y ánimo. Cuando comiencen a hacer esta obra, la luz del cielo les revelará la senda que deben seguir. Serán consolados ellos mismos por sus palabras de consuelo a los afligidos. Al ayudar a otros ellos mismos serán ayudados a salir de sus dificultades. El gozo toma el lugar del pesar y de la lobreguez; el corazón lleno del Espíritu de Dios brilla con cordialidad para con cada prójimo. Todo el que haga esto no estará más en oscuridad, pues su “oscuridad” será como “el mediodía”.” (4CBA 1173, 1902).

“Si no os sentís de buen ánimo y alegres, no habléis de ello. No arrojéis sombra sobre la vida de los demás. Dirigid vuestros pensamientos hacia las manifestaciones evidentes del gran amor de Dios por vosotros. La fe puede sobrellevar la prueba, resistir la tentación y mantenerse firme ante los desengaños. Jesús vive y es nuestro abogado. Todo lo que su mediación nos asegura es nuestro”.” (MC 388, 389-1905).

El poder de una mente sobre otra

Nadie debería usar su voluntad para controlar los sentidos o la razón de otra persona, de manera que la mente de esta se someta pasivamente a la voluntad de la persona que ejerce el control.
Este concepto va aun más allá:
Toda disciplina, ya sea medicina, psicología, etc que no lleve la mente del paciente hacia Dios como el único que puede restaurar la salud, y en vez de esto lo lleva hacia la confianza en un ser humano o en si mismo, es equivalente al dominio de la mente humana por otra mente humana. La confianza debe estar puesta en Dios si se quiere verdadera sanidad.
Tanto el hipnotismo como el mesmerismo son ciencias que fueron originadas por Satanás y que solo buscan dominar de forma inconsciente las mentes. Pone la filosofía humana por encima de la divina.
Prestemos atención a lo siguiente:

“La influencia de la mente sobre la mente, un poder tan fuerte para el bien cuando está santificado, es igualmente fuerte para el mal en las manos de los que se oponen a Dios.”7BC 973 (1903).

“No se debía confiar en la mente ni en el jui cio de un hombre, porque estaban en juego intereses demasiado grandes, y no se hallaban libres de la flaquezas y errores humanos. . . No existe mente humana alguna tan perfecta que no corra el riesgo de que actúe por motivos equivocados, viendo las cosas desde una perspectiva errada. -Carta 41, 1891.”

Una de las ciencias que se inicio a mediados del siglo diecinueve dio origen a los tratamientos en los cuales un individuo ponía su mente bajo el dominio de otra mente, estamos hablando de la Psicología.
La enciclopedia electrónica Wikipedia nos define a la psicología como el estudio de la actividad mental («psico», delgriego ????, alma o actividad mental, y «logía», -?????,tratado, estudio)
La psicología se enmarca en distintas áreas de la ciencia. No es posible lograr consenso para encasillarla entre las ciencias naturales, las ciencias sociales, o las humanas. La disciplina abarca todos los aspectos complejos del funcionamiento psíquico humano y existen dentro de la misma diferentes escuelas (conductismo, cognitivismo, teoría de los sistemas, psicoanálisis).

La Psicología tiene variadas corrientes, el fundador de dicha disciplina es el conocido Sigmund Freud (6 de mayo de1856 al 23 de septiembre de1939), fue un médico neurólogo austriaco y el creador del psicoanálisis.

Su interés científico inicial como investigador se centró en el campo de la neurología, derivando progresivamente sus investigaciones hacia la vertiente psicológica de las afecciones mentales, de la que daría cuenta en su práctica privada. Estudió en París con el neurólogo francés Jean-Martin Charcot las aplicaciones de la hipnosis en el tratamiento de la histeria. Más tarde desarrolla lo que se conoció como el método catártico, la asociación libre y la interpretación de los sueños. Y presenta su teoría acerca del origen de la neurosis (un trastorno mental) en traumas que son reprimidos en el subconsciente.

El objetivo de la terapia freudiana o psicoanálisis es mover los pensamientos y sentimientos reprimidos (explicados como una forma de energía) hacia el consciente. Para ello Freud inaugura la técnica psicoanalítica propiamente dicha, a la que se agrega otro elemento central: a través de la relativamente poca intervención del psicoanalista, que adopta una postura neutral y abstinente, el paciente puede proyectar sus pensamientos y sentimientos sobre él. A través de este proceso, llamado transferencia, el paciente puede reconstruir y resolver conflictos reprimidos (causantes de su enfermedad), especialmente conflictos de la infancia con sus padres.

Freud desarrolló la llamada “cura del habla” (o método catártico) que posibilitaría la disminución y desaparición de los síntomas histéricos y neuróticos a través de un monólogo sin censura con el analista. Este, ubicado fuera de la vista del analizado, escucharía y respetaría la reglas de la neutralidad y abstinencia, es decir, evitando juicios morales o de valor a quien estaba siendo analizado. Este proceso no tendría más finalidad que rememorar (hacer conscientes) ideas o recuerdos de eventos que, por ser dolorosos, humillantes o simplemente intolerables para el sujeto, fueron reprimidos en el inconsciente. Trayendo todo este material reprimido a la conciencia se le haría perder su poder patógeno (dañino) y los síntomas desaparecerían.

¿Y que es la Hipnosis o hipnoterapia tan utilizada por Freud?

La hipnosis es un estado mental o un grupo de actitudes generadas a través de un procedimiento llamado inducción hipnótica. Usualmente se compone de una serie de instrucciones y sugerencias preliminaresDichas sugestiones pueden ser generadas por un hipnotizador o pueden ser autoadministradas (autosugestión). El uso de la hipnosis para uso terapéutico se conoce como hipnoterapia.

El hipnotismo se está convirtiendo rápidamente en una parte importante de la psicología, psiquiatría, asesoramiento profesional y técnica. Los médicos también, cada vez más lo emplean. Su uso ha aumentado drásticamente desde el desarrollo de hipnotismo Ericksoniano (Psicólogo moderno) hace un par de décadas. El hipnotismo clásico (formal) requiere que el cliente se ponga en un sueño como estupor, pero la hipnosis Ericksoniana (informal) permite al operador incrustar pensamientos y sentimientos durante la conversación, sin darse cuenta el cliente de dónde venían. Este nuevo método de la hipnosis ha abierto el camino en virtud del cual, cada profesional capacitado puede hacer lo que los psiquiatras utilizan: poner a las personas en un trance hipnótico y sugerir cambios en los valores, deseos, necesidades, gustos, aversiones, temores y esperanzas.
Todos los elementos básicos de la personalidad y el carácter de una persona pueden ser afectados a través de la hipnosis. Usted es una combinación única de información, actitudes y principios. Pero todo eso se puede cambiar por medio de hipnotismo.
Tu carácter son tus pensamientos y sentimientos combinados, estos pueden cambiarse fácilmente a través de la hipnosis. 
Además, el hipnotismo debilita la voluntad y el poder de auto-control, y esos son los dos elementos que determinan la fuerza de su carácter. “La fuerza de carácter consiste en dos cosas: la fuerza de voluntad y el dominio propio.” Conducción del niño, 161.

La hipnosis lejos de ser una “terapia” olvidada es utilizada como ayuda en diversos tratamientos de muchas enfermedades en la actualidad.
Entre ellas podemos nombrar su utilización para tratar:
  • El tabaquismo
  • Las Fobias
  • La obesidad
  • El dolor
  • La atención (por ejemplo en el caso del conocido déficit de atención en los chicos) y la memoria.


El comienzo de la hipnosis (wikippedia)

Aunque ya existen precedentes históricos del uso de técnicas similares a la hipnosis empleada por los egipcios en los llamados Templos del Sueño, no sería hasta mediados del siglo XVIII cuando se inicia el primer estudio sistemático de lo que suponía un estado psico-fisiológico especial que más tarde se conocería con el término de hipnosis. Franz Anton Mesmer, (1734-1815) doctorado en Medicina y Filosofía a sus 35 años en Viena, escribió su tesis doctoral titulada “De planetarium Influxu”, influenciada por las teorías de Paracelso sobre la interrelación entre los cuerpos celestes y el ser humano. Mesmer formuló la famosa Teoría del Magnetismo Animal que nos venía a decir que todo ser vivo irradia un tipo de energía similar o parecido al magnetismo físico de otros cuerpos y que puede transmitirse de unos seres a otros, llegando a tener una aplicación terapéuticaEl médico austriaco se instaló en París y con el paso del tiempo, fue tan grande su influencia y tan extendida su fama, que se convirtió en el médico tanto de los pobres y desheredados como de los ricos y poderosos, incluso del mismísimo rey de Francia. El asunto llegaría hasta la Academia de Medicina de Francia, que determinó que no existía ningún tipo de influencia o energía magnética en las curaciones mesméricas.
Como podemos ver la hipnosis estaba inmersa en muchas terapias que se desarrollaron en el siglo diecinueve, y lejos de haber desaparecido en la actualidad, se encuentra inmersa en numerosas terapias mas que difundidas.
La hipnosis es algo básico en las religiones orientales. Así como la psicoterapia es tomada del Oeste hacia el Este, así la hipnosis está tomando el mismo efecto.
El lector no debe ser confundido por las supuestas diferencias entre la hipnosis, Zen, Yoga y otros métodos de curación oriental. Aunque el ritual para cada uno sea diferente, son fundamentalmente los mismos. Kroger, William y William Fezler, Hypnosis and Behavior Modification: Imagery Conditioning, 1976, p. 412. Torrey, psiquiatra de un centro de investigación, nos dice esto:

“La hipnosis es un aspecto de la terapia de las técnicas de yoga, la meditación.” – Fuller Torrey, The Mind Game, 1972, p. 70. Kroger explica que la hipnosis se utiliza para llevar el sujeto a los dioses del yoga. “Los principios fundamentales del Yoga son, en muchos aspectos, similares a los de la hipnosis. El yoga no se considera una religión, sino una ‘ciencia’ para lograr el dominio de la mente y cura la enfermedad física y emocional. . Existen muchos sistemas de yoga, pero el objetivo central es la unión con el dios común a todos ellos y es el método por el cual se logra la curación. “-William Kroger, Clinical and Experimental Hypnosis (2 ª Ed.), 1977, p. 122-123 “Aquellos que deseen utilizar la hipnosis, o consultar a aquellos que lo hacen, tienen que darse cuenta de lo que está recibiendo por sí mismos. “No podemos llamar a la hipnosis una ciencia, pero podemos decir que ha sido una parte integral de lo oculto durante miles de años.”-Martin y Deidra Bobgan, Hypnosis and the Christian, 1984, p. 43. “Durante siglos, el los métodos Zen, budista, tibetano y Yóguico han utilizado un sistema de meditación y un estado alterado de conciencia similar a la hipnosis.”-William Kroger, Clinical and Experimental Hypnosis. (2 ª ed.), 1977, p. 126. La hipnosis puede tener efectos de gran alcance en las personas. No sólo puede cambiar radicalmente sus pensamientos y sentimientos, incluso puede remodelar sus patrones mentales en algo muy distinto. Por elección del hipnotisador los espíritus pueden guiarle, el sujeto hipnotizado puede pensar que está en un lugar totalmente diferente, ¡O convencido de que se ha convertido en un animal! “Como la meditación y el biofeedback, la hipnosis puede abrir el camino para una persona a entrar en una amplia gama de estados discretos de la conciencia, o, más raramente estados alterados”. Daniel GoIeman y Richard Davidson, Consciousness: Brain, States of Awareness, and Mysticism, 1979, p. 46.

Es bien sabido entre los profesionales que poner a sus clientes en los estados más profundos de la hipnosis son los preferidos por la mayoría de los consejeros psicológicos, ya que es “el trabajo terapéutico más beneficioso que se puede hacer” en sus mentes. Sin embargo ¡Los estados más profundos son los más peligrosos! Francuch, un investigador psiquiátrico, describe los 500 niveles de trance que se puede poner a las personas en la hipnosis. “Hasta el quinto centenario, se pasa a través de diversos estados y niveles que reflejan los diferentes estados y niveles del mundo espiritual y sus condiciones. En la 126vo nivel, existe un estado que se corresponde con el estado (Nirvana] descrita por los místicos orientales.-Peter Francuch, Principles of Spiritual Hypnosis, 1981, p. 79. Luego describe los niveles más allá de la 126. “El tema surgió a partir de la 126a estado, o el estado de vacío, la nada, el Nirvana, como un nuevo nacimiento individual con un alto nivel de individuación, la diferenciación y, al mismo tiempo, la absorción del Universo y la creación dentro y fuera, y simultáneamente diferente de la Creación. Este estado es imposible de describir en palabras, porque nada existe en el vocabulario humano que le corresponde. “Me dijeron que una vez que rompa el nivel de 1000, todas las leyes, normas y reglamentos en que se conozcan a todos los niveles de la espiritualidad y el mundo natural se romperá, y algo completamente nuevo aparecerá.”-Ibid. , pág. 80. Dan una conversación mística para convencer a la gente de dejar trabajar a los hipnotizadores sobre ellos. Pero el resultado sólo es cambiar sus personalidades y caracteres pesadamente debilitados. En vez de producir alguna experiencia gloriosa, esto en realidad corresponde más estrechamente a un perro que ha sido entrenado por su amo para responder al instante, no tiene voluntad propia, y hará exactamente como le dice. La hipnosis es en realidad la posesión de un espíritu. O dicho más claramente: posesión demoniaca. Earnest Hilgard, un investigador psiquiátrico, describe trances en los cuales la posesión claramente ocurrió. En uno, el individuo “fue poseído por el dios de Mono. En el otro, dice que bajo la hipnosis selecciona varios espíritus que podrían poseerlo”.
” El espíritu lo poseería y luego contestaría preguntas, en particular haciendo recomendaciones para la cura de enfermedad, incluyendo los poderes especiales curativos de un cristal encantado del agua. ” – Hilgard ,Divided Consciousness: Multiple Controls in Human Thought and Action, 1977, p. 168. Los caracteres son dominados por hombres o espíritus, finalizando en la integración de nuevas normas extrañas, creencias y pensamientos ateos. Pero aquí está un peligro asociado: el problema de vaciamiento de mente. Durante la hipnosis y después, hay una tendencia a vaciar la mente de modo que, pasivamente, otro poder o mente te maneje. ¡Qué modo tan peligroso de vivir! Atendamos a las palabras de Cristo: ” Cuando el espíritu impuro sale del hombre, anda por lugares áridos, en busca de reposo, y no lo halla. Entonces dice: ‘Volveré a la casa de donde salí’. Y cuando llega, la encuentra desocupada, barrida y adornada. Entonces va, trae consigo otros siete espíritus peores que él, y se instalan allí. Y la última condición de ese hombre llega a ser peor que la primera. Así también acontecerá a esta generación perversa. “-Mateo 12:43-45.
” Mientras aquellas técnicas (de hipnosis)a menudo son alzadas por las ventajas supuestas más bien que como disciplinas espirituales, la intención del usuario no prevendrá la experiencia del estado pasivo mental con sus peligros latentes.. Esto abre la mente a ideas falsas sobre Dios y la realidad .. y abre la personalidad a la incursión demoníaca, ” – ibíd.

El Colegio de Psicólogos advierte de los peligros de la hipnosis y niega que exista un t] ]>

Categories
Salud

Leave a Reply

*

*

A %d blogueros les gusta esto: