Salud

Enfermedades asociadas al consumo de carne

EL CÁNCER:

1. Existe una relación directa entre comer carne y el cáncer de colon, ya sea por la cantidad de grasas o la baja cantidad de fibra. Estoweb_carne hace más lento el tránsito intestinal, permitiendo que las sustancias tóxicas de la putrefacción de la carne estén más tiempo en contacto con la mucosa del colon.

2. Al digerirse la carne dentro del intestino, se producen sustancias esteroides que son cancerígenas.

3. Las personas que viven en las zonas donde existe una alta incidencia de carcinoma de colon, mama, útero y recto, tienden a basar su alimentación en proteínas y grasas animales (The Lancet).

4. De 25 países que son grandes consumidores de carne, 19 tenían un alto nivel de cáncer, y de 35 países con bajo o nulo consumo de carne ninguno tenía un nivel alto de cáncer.

5. Las nitrosaminas son compuestos que se encuentran en la cerveza, el té, el tabaco, etc., que en contacto con los preservantes químicos de la carne se vuelven uno de los cancerígenos más potentes que se conocen.

6. Las dietas ricas en grasas estimulas la producción de estrógenos, en particular de estradiol, altos niveles del cual se asocia al cáncer de mama.

7. Un estudio reciente demostró la asociación entre el consumo de productos lacteos y el mayor riesgo de cancer de ovario, el proceso de digerir la lactosa (azúcar de la leche) para convertirla en galactosa, evidentemente daña al ovario (Cramer DW, Harlow BL, Willet WC. Galactose consumption and metabolism in relation to the risk of ovarian cancer. Lancet 1989;2:66- 71).

8. Investigaciones realizadas en los últimos veinte años acertadamente sugieren que existe un vínculo entre comer carne y el cáncer del colon, recto, pecho y útero. Estos tipos de cáncer son muy raros entre aquellos que comen muy poca o nada de carne, como los adventistas del séptimo día, los japoneses, los hindúes, etc., pero prevalecen entre las poblaciones “comedoras de carne”. Otro artículo en “The Lancet” informó: “La gente que vive en áreas donde se registra una alta frecuencia de carcinoma del colon tiende a vivir con dietas que contienen grandes cantidades de grasa y proteína animal; mientras que aquellos que viven en áreas en donde se encuentra un índice bajo de esa enfermedad, se alimentan con dietas más vegetarianas y poca grasa de productos animales”.

9. Rollo Russell, en sus “Notas sobre las causas del cáncer”, dice: “He encontrado que, de veinticinco países que consumen mucha carne, diecinueve tenían un índice elevado de cáncer, y sólo uno, un índice bajo; y de treinta y cinco países que consumen poco o nada de carne, todos tenían un índice bajo”.

10.Además tenemos la adición de químicos a la carne. Tan pronto como se mata un animal, su carne comienza a pudrirse, luego de algunos días, se torna de un color gris verdoso enfermizo. La industria disfraza este descoloramiento agregando nitritos, nitratos y otros preservativos para darle a la carne un color rojo brillante. Pero ahora algunas investigaciones han mostrado que muchos de estos preservativos son carcinogénicos, y lo que agrava el problema es la cantidad de químicos que se utilizan en la alimentación del ganado.

11.Gary y Steven Null, en su libro “Venenos en su cuerpo”, nos muestran algo que hace pensar a cualquiera dos veces antes de comprar otro bistec o jamón: “A los animales se les mantiene vivos y gordos mediante la continua administración de tranquilizantes, hormonas, antibióticos y otros 2.700 tipos de drogas. Este proceso de engorde comienza aún antes del nacimiento y continúa después de la muerte. Aunque estas drogas están presentes en la carne cuando usted las ingiere, la ley no exige que ellas figuren en el control de calidad para el consumidor”. Debido a descubrimientos como éste, La Academia Nacional de Ciencias informó en 1983, que “la gente sería capaz de prevenir muchos tipos comunes de cáncer, comiendo menos carne, y más vegetales y cereales”.

12.La Asociación Dietética Americana dice que: “La mayor parte de la humanidad durante la mayor parte de la historia ha vivido con dietas vegetarianas o casi vegetarianas”, y gran parte del mundo aún vive de esta manera. En la mayoría de los países industrializados, la pasión por la carne no tiene más de cien años. Comenzó con el camión frigorífico y la sociedad de consumo del siglo veinte. Pero aún en el siglo veinte, el cuerpo del hombre no se ha adaptado a comer carne. El prominente científico sueco Karl von Linne afirma: “La estructura del hombre, externa e interna, comparada con la de otros animales muestra que la fruta y los vegetales suculentos constituyen su alimento natural”.

LAS ENFERMEDADES DEL CORAZÓN:

1. Los carnívoros pueden degradar cantidades casi ilimitadas de colesterol y otras grasas sin sufrir efectos adversosvegetarianismo-48 (hipercolesterolemia), en cambio, los herbívoros metabolizan (reacciones químicas dentro de las células) cantidades muy limitadas, lo que aumenta las grasas en sangre, llevando con el tiempo a la aterosclerosis (aumento dureza de arterias) y la arterioesclerosis (acumulación de grasa en arterias)

2. La dieta a base de carne está íntimamente relacionada con el desarrollo de enfermedades como arteriosclerosis y enfermedades del corazón

3. En 1961, el Journal de la Asociación Médica Americana dijo: “Entre el 90% y el 97% de las enfermedades del corazón pueden ser prevenidas con una dieta vegetariana”. Desde entonces, varios estudios bien organizados han demostrado científicamente que después del tabaco y el alcohol, el consumo de carne es la mayor causa de mortalidad en Europa Occidental, los Estados Unidos, Australia y otras regiones influyentes del mundo.

4. Las proteínas vegetales pueden ayudar a mantener los niveles de colesterol bajos.

5. Las personas con hipercolesterolemia (aumento colesterol en sangre) y que sufran enfermedades coronarias pueden beneficiarse donde las proteínas provengan de los vegetales.

6. En la obesidad hay un aumento en el número y tamaño de las células de grasa, esto determina que el corazón tenga de bombear más veces por minuto, generando a largo plazo una incapacidad del corazón para seguir trabajando normalmente. (Insuficiencia cardiaca).

EL SOBREPESO:

1. Las grasas de la carne están saturadas de colesterol y triglicéridos (otras grasas), los que se depositan en el tejido adiposoimages (4) subcutáneo (bajo la piel) y visceral (órganos en una de las cavidades del cuerpo), ésta da un tipo de obesidad tan dañina que se asocia directamente con potencial desarrollo de diabetes, infartos cardiacos, etc.

2. Los DEE (dietiletilestrol), al ser hormonas del crecimiento, fomentan la generación de grasa e impide bajar de peso. (Efecto similar sucede con los anticonceptivos)

3. Estas hormonas disminuyen el movimiento peristáltico del intestino, por lo que la carne permanece por más tiempo dentro, por ende se absorben más nutrientes, entre los cuales se encuentra las grasas. (Similar efecto sucede con las mujeres embarazadas normalmente)

4. Cuando se unen el sobrepeso al sedentarismo, factores genéticos, antecedentes familiares; existen grandes posibilidades de adquirir diabetes, que al no ser diagnosticada o tratada, produce graves daños en ojos, riñones, sistema nervioso periférico, etc.

5. El esqueleto está determinado genéticamente para soportar cierto peso, si se sobrepasa su resistencia, las articulaciones de miembros inferiores y columna comenzarán a resentirse y aparecerán prematuramente artrosis, lumbagos, ciáticas, hernias de discos, etc.

6. las hormonas de crecimiento sintéticas muy parecidas a ls hormonas anticonceptivos son utilizadas para que el animal pese mas en el momento de la venta, ya que acumulan agua y grasa. Además se han asociado con riesgo de cáncer o lesiones premalignas enfermedad hepática, enfermedad cardiovascular y tromboembolia, lo cual se incrementa con la edad y el fumar. Se suma más episodios de migraña dislipidemia, etc.

7. Las complicaciones de la obesidad desde el punto metabólico se relaciona con la obesidad visceral (abdominal, central, centrípeta, androide, tipo manzana), ya que en ésta se liberan muchas sustancias que harán sus repercusiones a distancia. Entre la que se liberan encontramos: ác. Grasos no esterificados (NEFA), factor de necrosis tumoral – α (TNF-α), angiotensinógeno, inhibidor-1 del activador del plasminógeno (PAI-1), interleukina-6 (IL-6), inhibidor de la enzima proteín lipasa (LPL) y la activación de proteínas transportadoras de ésteres de colesterol (CETP). (Wajcchemberg. Endocrine Reviews, 2000). Algunos de estos factores producen resistencia tisular a la acción de la insulina, lo cual es seguido por una hiperinsulinemia compensatoria. Esta hiperinsulinemia estimula la lipogénesis con lo cual se mantiene la grasa visceral. La hiperinsulinemia produce además reabsorción de sodio en los riñones, lo que atrae agua dentro de los vasos sanguíneos, aumentando la presión arterial, ayudado a su vez con la liberación de angiotensina que también aumenta la presión arterial por vasocontricción. La hiperinsulinemia compensatoria dada por la resistencia tisular a la insulina decrece con el tiempo lo que lleva a una hiperglicemia, declarándose una diabetes mellitus. La NEFA permiten aumento de lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) ricas en triglicéridos (TG) desde el hígado, debido a la poca actividad de la LPL los TG se intercambias por ésteres de colesterol.

Dr. Rodrigo González Gaete
Médico cirujano

http://medicosconscientes.com/recursos/descargas/porquenocarne.pdf

Categories
Salud
2 Comments on this post.
  • Arturo García
    24 febrero 2015 at 7:52 pm
    Leave a Reply

    Hay un comentario donde dice que la carne se empieza a descomponer desde el momento de haber matado al animal.

  • Arturo García
    24 febrero 2015 at 7:52 pm
    Leave a Reply

    Hay un comentario donde dice que la carne se empieza a descomponer desde el momento de haber matado al animal.

  • Leave a Reply

    *

    *

    A %d blogueros les gusta esto: