Salud

Dieta y Baños Higiénicos Programados para 30 o 40 días

“Muchas veces el seguir durante algunos días una dieta de frutas ha proporcionado gran alivio a personas que trabajaban intelectualmente; y un corto período de completa abstinencia, seguido de un régimen alimenticio sencillo y moderado, ha restablecido al enfermo por el solo esfuerzo de la naturaleza.” (EGW, CSRA, p.224)
 
 
 
 
 

Desintoxicación y Normalización Funcional

  • 3 días de AYUNO TOTAL tomando agua únicamente (1 a 2 vasos cada hora).
  • 3 días tomando JUGOS DE FRUTAS, puros, naturales, colados, crudos. Sin mezclar frutas (1 a 2 vasos cada 2 horas).
  • 3 días comiendo FRUTAS, crudas, naturales. Sin mezclar frutas (Desayuno – Almuerzo – Cena, dejando pasar 5 horas entre comidas).

 

Del 10º día en adelante:

DESAYUNO:

  • FRUTAS CRUDAS hasta satisfacer (sin mezclar).

ALMUERZO:

ENSALADAS CRUDAS DE HORTALIZAS EN GENERAL

  • Lechuga – Tomate – Zanahoria – Radicheta – Apio – Repollo – Zapallo – Zapallitos – Acelga – Espinaca – Habas – Escarola – Cebolla – Ajo – Pimientos dulces – Coliflor – Etc.
  • 2 a 3 rebanadas de pan integral tostadas.
  • 5 a 6 aceitunas negras (en salmuera, lavarlas previamente).
  • 10 a 12 almendras o 4 a 5 nueces.
  • ADEREZO: MUY POCA SAL Y MUY POCO ACEITE, DE OLIVA O GIRASOL.

CENA:

  • FRUTAS CRUDAS hasta satisfacer (sin mezclar frutas). Preferentemente manzanas.

OBSERVACIONES:

  • MASTICAR TODO BOCADO 30 O 40 veces ensalivando muy bien.
  • NO TOMAR LÍQUIDOS DURANTE LAS COMIDAS. De tomar líquidos, hacerlo 30 minutos antes, o 3 horas después de comer.
  • NO TOMAR LÍQUIDOS FRÍOS O CALIENTES.

 

Consejos Inspirados

“La intemperancia en el comer es a menudo causa de enfermedad, y lo que más necesita la naturaleza es ser aliviada de la carga inoportuna que se le impuso.  En muchos casos de enfermedad, el mejor remedio para el paciente es un corto ayuno, que omita una o dos comidas, para que descansen los órganos rendidos por el trabajo de la digestión.  Muchas veces el seguir durante algunos días una dieta de frutas ha proporcionado gran alivio a personas que trabajaban intelectualmente; y un corto período de completa abstinencia, seguido de un régimen alimenticio sencillo y moderado, ha restablecido al enfermo por el solo esfuerzo de la naturaleza.  Un régimen de abstinencia por uno o dos meses convencerá a muchos pacientes de que la sobriedad favorece la salud.”

“Algunas personas recibirían más beneficio de abstenerse de alimentos durante un día o dos por semana que de cualquier tratamiento o consejo médico.  El ayunar un día por semana les sería de beneficio incalculable.

El comer con demasiada frecuencia y en cantidades demasiado grandes, recarga los órganos digestivos y afiebra el organismo.  La sangre se vuelve impura, y como resultado de esto ocurren varias clases de enfermedades. ..
Los enfermos, en tales casos, pueden hacer para sí lo que otros no pueden hacer con la misma eficacia.  Debieran comenzar por aliviar su naturaleza de la carga que han  puesto  sobre ella.  Debieran eliminar la causa.  Ayunen un corto tiempo y den al estómago una oportunidad de descansar.  Alivien la condición febril del organismo mediante una cuidadosa y sabia aplicación de agua.  Estos esfuerzos ayudarán a la naturaleza en su lucha para librar de impurezas el organismo.”

“Las personas que han complacido su apetito, comiendo carne en abundancia, y salsas muy sazonadas acompañadas de pasteles y conservas excitantes, no pueden inmediatamente apreciar un régimen sencillo, sano y nutritivo.  Su gusto está tan pervertido que no les apetece una dicta sana compuesta de frutas, pan sencillo y verduras.  No pueden pretender que hallarán agrado al principio en una alimentación tan diferente de aquélla, a cuyo gusto estaban acostumbrados.  Si al principio no les agradan los alimentos sencillos debieran ayunar hasta que logren su objeto.  Ese ayuno les resultará de mayor beneficio que la medicina, porque el estómago maltratado encontrará que el descanso que le era tan necesario y un hambre verdadera pueden ser satisfechos con un régimen sencillo.  Se necesitará tiempo para que el gusto se recupere de los abusos que ha sufrido y recobre su tono natural.  Pero el perseverar en una abnegación completa en cuanto al comer y beber no tardará en demostrar que el alimento sencillo y saludable es más apreciado y se comerá con más satisfacción que los alimentos rebuscados.”

(Consejos sobre el Régimen Alimenticio, p.224-225)

 

Categories
Salud

Leave a Reply

*

*

A %d blogueros les gusta esto: