#CristoVienePronto – Editorial

cristovienepronto

Un nuevo año comienza, tiempo de alegrías, de tristezas, pero sobre todo es un tiempo para hacer balances. Posiblemente encuentres muchas cosas positivas que te gustaría continuar, y otras que dejar, pero de todas y cada una de las cosas que emprendiste o te ha tocado vivir, el Señor te ha estado guiando. Tal vez encuentres difícil de entenderlo, pero Dios ha estado ahí, y eso hace posible que hoy podamos comenzar de Su mano un nuevo período, lleno de desafíos y oportunidades. De todos los desafíos que tenemos por delante, existe uno muy especial. Un suceso de los más impresionantes está por sobrecogernos, y este año que comienza es uno menos para el gran evento. La gran esperanza que inunda el corazón de millones de personas está centrado en el Autor de nuestra salvación y en su pronta aparición. Dice el apóstol Pablo: “así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.” (Hebreos 9:28)

Esta sencilla expresión, “aparecerá por segunda vez”, es la gran esperanza de toda la humanidad. Existe una salida, un escape para una humanidad que perece. Y a pesar de que los tiempos den la impresión de tardanza, “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.” (2° Pedro 3:9) Por eso, “mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios” (1° Juan 3:1) y “bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.” (Apocalipsis 1:3).

Pronto se cumplirán estas palabras escritas en el libro del Apocalipsis:

“Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.” (Apocalipsis 21:1-4)

Si tu corazón está puesto en un lugar así, de seguro este material será de tu provecho y para bendición de tu vida. Nuestro deseo es que puedas encontrar consejos sencillos, prácticos y directos en la Palabra de Dios para tu vida, pero por sobre todas las cosas, que puedas conocer a quién pago tan alto precio para que puedas encontrar salvación. Es nuestro deseo, que en este año que comienza, puedas emprender cada uno de tus proyectos con la vista puesta en esta gran promesa.

¡El Señor te bendiga! ¡Maranatha! “Si, ven Señor Jesús” (Apocalipsis 22:20)

Leandro Pena – @leanpena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.