ansiedad2

  1. Cristo nos recomienda no tener ansiedad por como vamos a obtener los medios para comer o vestirnos:

“No os afanéis pues, diciendo: ¿Qué comeremos o que vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre Celestial sabe que teneis necesidad de todas estas cosas. Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y todas estas cosas os serán añadidas.” (Mateo 6:31-33)

  1. Dios sabe lo que necesitamos

“Porque vuestro Padre sabe de que cosas tenéis necesidad, antes de que se lo pidáis.” (Mateo 6:8)

  1. El contraer deudas o salir de garantes puede causarnos trastornos de ansiedad

“Con ansiedad será afligido el que sale de fiador de un extraño; más el que aborrece las fianzas vivirá seguro.” (Proverbios 11:15) Leer más...

insomnio

  1. Dios nos promete que nos acostaremos y dormiremos en Paz.

“En paz me acostaré y asimismo dormiré, porque sólo tu oh Señor me haces vivir confiado.” (Salmos 4:8)

  1. Dios nos promete un sueño grato, sin temores

“Cuando te acuestes no tendrás temor, sino que te acostarás y tu sueño será grato.” (Proverbios 3:24)

  1. El trabajo (físico y mental) ayuda a provocar el sueño

“Porque de la mucha ocupación viene el sueño.” (Eclesiastés 5:3)

  1. El codiciar bienes materiales es una causa de insomnio

“Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho o coma poco, pero al rico no le deja dormir la abundancia.” (Eclesiastés 5:12)

“Mejor es lo poco en el temor de Jehová, que el gran tesoro donde hay turbación.” (Proverbios 15:16) Leer más...

dietabiblica
Publicado por: Leandro Pena

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.” (3º Juan 2)

“Si conservamos con cuidado la fuerza vital, y mantenemos en buen orden el delicado mecanismo del cuerpo, el resultado será la salud[1]” “Sin salud, nadie puede comprender en forma clara ni cumplir completamente sus obligaciones hacia sí mismo, sus semejantes, o su Creador. Ha de cuidarse, por lo tanto, tan fielmente la salud como el carácter. El conocimiento de la fisiología y la higiene debe ser la base de todo esfuerzo educativo”[2] (Elena G. de White) Leer más...